De las costas españolas, la Costa de Almería es una de las más variadas. Podemos encontrarnos con el desolado y árido Parque Natural de Cabo de Gata - Nijar. Este es un paisaje desértico donde las lluvias no superan los 200 mm anuales. La densidad poblacional es muy baja, cuenta con muy pocos pueblos esparcidos por toda el área. El sitio es ideal para los amantes de practicar el senderismo, debido a que muchos lugares interesantes sólo es posible alcanzarlos a pie.

Playas de la Costa de Almería

 

Mochileros y amantes de la naturaleza son asiduos visitantes del lugar. De está zona, el pueblo costero más popular es San José.

Roquetas de Mar y Agua Dulce, son dos enclaves turísticos que vamos a encontrar al oeste de Almería. Estos sitios son de neta orientación al turismo por lo que disponen de todas las comodidades y facilidades para que el viajero pueda sentirse a gusto visitándolos.

Las playas naturista de Vera, las encontraremos al norte de la Costa de Almería, el lugar esta siendo edificado en gran escala. Algo mas al sur tenemos el pueblo de Mojácar, combina los típicos encantos del pueblo andaluz con el turismo vacacional.

La ciudad de Almería bien merece una visita, entre otras razones por el Castillo de la Alcazaba y las vistas a la ciudad en si misma.

Si vamos hacia el oeste nos vamos a encontrar con el enorme puerto deportivo de Almerimar con sus Marinas, campos de golf, hoteles y todo tipo de atracciones turísticas.
Un poco más hacia el oeste queda el antiguo pueblo pesquero de Adra. Pese a su interesante castillo y la gran variedad de ruinas arqueológicas, el pueblo suele ser ignorado por las masas de turistas que se dirigen hacia la Costa Tropical.

La provincia de Almería está situada en el sureste de la Península Ibérica, a orillas del mar Mediterráneo. En sus 8.774 kilómetros cuadrados de superficie presenta grandes contrastes geográficos.

El paso del tiempo también ha provocado disparidad en el paisaje. Así, en Almería vamos a poder disfrutar de modernos y concurridos centros turísticos y espacios naturales donde la humanidad apenas ha dejado su huella.

El clima es mediterráneo, cálido y seco, y provoca escasas precipitaciones con un elevado número de horas de sol anuales. Sus temperaturas se mantienen suaves a lo largo del año, no descendiendo de 13ºC de media en invierno ni superando los 25º C de media en verano.

El benigno clima permite al visitante disfrutar de todas las posibilidades que ofrece la provincia en cualquier época del año. Quizá debido a esta belleza paisajística o por su situación geográfica, muchos pueblos la han visitado a través de la historia. Los importantes restos arqueológicos descubiertos en la provincia han permitido a los investigadores conocer y analizar la existencia de antiguas culturas.

En la Costa almeriense se puede disfrutar del variado folklore y de las numerosas fiestas, heredados de los antepasados, así como de los esmerados trabajos en artesanía popular (alfarería, cerámica, esparto, jarapas y mármol). Herencia del pasado son también sus especialidades gastronómicas, como el pimentón, los gurullos, las gachas o las sopas de mariscos.

 






© 2006 - 2013 . Todos los derechos reservados . Marca Registrada - Condiciones Generales de viajesyofertas.net